Cómo se conduce un coche automático

Cómo se conduce un coche automático

Los profesionales de la reparación de cajas de cambio automáticas en Asturias han escuchado a sus clientes hablar maravillas sobre la simplicidad, facilidad y comodidad con la que se conducen estos coches.

Si nunca has conducido un automóvil de este tipo, alucinarás en cuanto empieces a llevarlo. Pero ¡ten cuidado porque enganchan! Una vez que te has acostumbrado a llevarlos, los coches con cambios de marcha manuales te resultarán tediosos y complejos.

Si no quieres preguntarle a un especialista en la reparación de cajas de cambio automáticas en Asturias cuáles son las principales pautas a seguir para conducir estos vehículos, nosotros te ofrecemos una rápida guía de sus diferencias más significativas:

- Olvídate de manipular el cambio de marchas, se cambia de modo automático.

- Solo debes mover el mando de las marchas para pasarlo desde la posición P (Parking), en la que está bloqueada la transmisión, a la D (Drive), en la que podrás conducirlo.

- La tercera posición que te interesa es la R o Reverse, que debes colocar para conducir marcha atrás.

- Finalmente, la posición N o Neutral es el punto muerto, el cual solo debes activar en situaciones muy concretas, como un túnel de lavado.

- En cuanto a los pies, el izquierdo podrás dejarlo descansar durante todo el recorrido. Porque estos coches no tienen embrague: ¿para qué, si las marchas se cambian solas?

- El pie derecho asume el protagonismo de la conducción; en concreto, acelerar y frenar. Eso sí, cuando estés parado en un semáforo, por ejemplo, recuerda mantener el pie en el freno, porque estos coches se mueven solos mientras los mantienes en la posición D.

El aprendizaje es rapidísimo, no lo dudes. ¡A lo bueno se acostumbra uno enseguida!

Y ahora que ya tienes unas nociones básicas sobre cómo conducir los coches automáticos, tal vez te animes a llevar uno. Si necesitas un taller de confianza, llámanos a Taller El Sutu.

haz clic para copiar mailmail copiado